Seguidores, siga estos amigos:

domingo, febrero 06, 2011

Templo Dazhao en Hohhot

El templo Dazhao o templo infinito, es uno de las más importantes en Hohoot y el más antiguo del budismo tibetano o lamaísmo, data del año 1580. Es una hermosa arquitectura que atrae cientos de turistas al año a demás de haber sido visitado por el tercer Dalai Lama en 1586 quien dono una estatua del Buda en plata wow!, también lo visito el emperador KangXi durante la dinastía Qing wow!..y ahora fue visitado por mi (sonido de grillos jaja ja).

A pesar del frio me encanto visitarlo, admirar sus vivos colores y sus estatuas, encontrarme con jóvenes monjes y admirar el arte de la época pues lleva leones tallados en pilares a ambos lados de la estatua de plata, lastimosamente no es permitido sacarles fotos así que les dejo la parte exterior y mis “aaahhh” por el interior...










23 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola Patricia:

Realmente es una joya para toda la humanidad, gracias por invitarnos a conocerlo.

Abrazos.

Gizela dijo...

Qué belleza!!!!
Sigue cosechando "sonidos de grillo" jajaja y compartiendo con nosotros.
Qué envidia!!!!!
Déjame decir que de la sana, para que no se me note la baba verde jajajaja
Besotesss y lindo domingo y mejor semana

Noelplebeyo dijo...

quiero ir

ANRAFERA dijo...

Bonitas tomas e interesante reportaje. Me gusta mucho conocer lugares como éste, gracias por acercarnolos a través de tu objetivo. Saludo cordial.
Ramón

RELTIH dijo...

GRACIAS POR COMPATIR TUS VIAJES.
BESOS

Gladys dijo...

Hola amiga Patricia que hermosas imagenes gracias por compartir tus conosimientos asi aprendemos un poquito más los que te leemos y no tenemos la oportunidad de conocer personalmante, un placer leerte querida amiga.
Un gran abrazo que estés muy bien.
Que tengas una bella semana.

Maria dijo...

Hola Patricia
Muchas gracias por compartir estas fotos!
Me imagino lo que sentiste recorriendo su interior!!
Làstima que no te permitan tomar fotos, pero tu ahhhh, me lo hace imaginar.
Me encanta tu forma de mirar el mundo, viajo con vos aunque sea virtual.
Besos

Anónimo dijo...

Gracias por tan lindo reportaje.
Monica

Miguel dijo...

Hola Patricia.
Ni el Dalai Lama III ni el emperador, nos mostraron fotos en su visita como tú lo haces…si es que cada uno va a lo suyo.

Gracias amiga, preciosas tus fotos e interesante como siempre todo lo que compartes.
Besos.

tossan® dijo...

Não entendo muito desta utopia, mas que é bonita é. Preciso pesquisar mais para participar. Adorei as imagens. Besos

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y el Dalai Lama.

1956 fue el año del Buda Jayanti, y el gobierno de la India invitó a Su Santidad el Dalai Lama del Tíbet, para que visitara la India y recorriera los diversos lugares sagrados que se relacionaban con El Iluminado. Se le pidió a Apa Sahib Pant, un antiguo funcionario del Servicio Exterior quien por entonces era oficial político en Sikkim, que acompañara al Dalai Lama por todo el país. Viajaron en un gran tren con aire acondicionado y les acompañó un séquito numeroso.

Como jefe religioso y secular del estado tibetano, la vida del Dalai Lama estaba estrictamente atada al protocolo. Había sido siempre una figura misteriosa. En el Tíbet era raramente visible, excepto para unos pocos lamas, y vivía una existencia de rigurosa disciplina y meditación. Esta era la primera visita que un Dalai Lama hacía viajando fuera de ese enigmático país.

Cuando en diciembre llegó a Madrás, Apa Sahib Pant sugirió a la encarnación divina de veinte años de edad que visitara a Krishnamurti, quien entonces se alojaba en Vasanta Vihar. Apa Sahib le había relatado la vida de Krishnaji y la extraordinaria naturaleza de sus enseñanzas. El joven monje había comentado. “¡Un Nagarjuna!” (Referencia al sabio budista del segundo siglo, quien enseñaba la adhesión al “Sendero Mediano” y también el camino de la gran negación) expresando el vívido deseo de conocer a Krishnaji. Los que rodeaban al Dalai Lama estaban muy angustiados. Eso era algo que hacía trizas todo el protocolo. Pero el Dalai Lama insistió y se hicieron arreglos para la reunión.

Según palabras de Apa Sahib. “Krishnaji lo recibió [al Dalai Lama] sencillamente. Fue asombroso sentir el afecto eléctrico que destelló instantáneamente entre ellos”. El Dalai Lama, dulcemente pero de manera directa, preguntó: “Señor, ¿en qué cree usted?”, y entonces la conversación siguió en frases casi monosilábicas, puesto que era una comunicación exenta de retórica. El joven Lama se sentía en un terreno familiar, ya que Krishnaji le permitía “coexperimentar”. En su viaje de regreso a Raj Bhawan, el Dalai Lama comentó: “Un alma grande, una gran experiencia”2. El Dalai Lama expresó también el deseo de volver a encontrarse con Krishnamurti.

2 Apa Sahib Pant, del Servicio Exterior de la India, que estaba retirado y vivía en Poona, me envió una carta describiendo la reunión entre Krishnaji y el Dalai Lama Apa Sahib estuvo presente.


Biografía de J. Krishnamurti.
Pupul Jayakar. Editorial Kier.
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

esteban lob dijo...

Hola Patricia:

Paso para acompañarte en tu viaje.

Un beso.

DIÁDOCO dijo...

Gracias por tu visita a mis blogs.Me interesa tus opiniones, son siempre bienvenidas
Gracias por todo este mundo donde nos intentas introducir.Qué suerte viajar y enmpaparse de lsas culturas que visitamos.Son puntos de vista que nos atraen y nos hacen comparar.ays me he hecho seguidor de vuestro blog.Espero crear una buena amistad.
Un abrazo cordial y que sigamos ompartiendp

Amada Amante dijo...

Mi querida Patricia... ¡Qué gusto volver a tenerte cerquita! Y ¡vaya pasada de templo y de viaje que te metiste para el cuerpo! A mí me encanta todo lo relacionado con el budismo y los tibetanos... El budismo porque creo que el poder está en nuestra mente y no hemos aprendido a controlarla; de ahí, las aberraciones que no voy a detallar que protagonizan nuestros días, y que son latigazos para mi espalda despellejada... Y los tibetanos porque llevan injusta y cruelmente 50 y tantos años sometidos a la más cruel barbarie que se ha mantenido bajo un manto de silencio y secretismo, y, como dice mi madre, soy abogada de pleitos pobres, jamás ningún ser humano merece, con o sin razón, lo que ellos están sufriendo... ¡Y el caso es que tienen toda la razón! Pero como China es imperialista y cuenta, en este caso, con el apoyo de USA, ¿no hay nada que hacer? Otra cosa que me enerva: "ojos que no ven, corazón que no siente"... Si yo me he podido informar de todo lo que allí está ocurriendo, ¿qué le pasa a esta sociedad que sólo va a lo suyo y los problemas de los demás son eso, problemas ajenos?

Siento la perorata, pero cuando me sale la vena justiciera no la puedo retener...

¡Preciosas fotos y magnífica entrada! Como siempre, Patricia...

Un beso y una flor!

Juan Antonio Torrón Castro dijo...

Precioso sitio, no solo para hacer fotos, también para estar un tiempo.

Saludos.

fgiucich dijo...

Qué hermoso viaje!!! Abrazos.

Juan dijo...

Patricia, que maravilla el poder contemplar el templo Dazhao, admirando el arte y contactando con los monjes budistas. Debió ser una visita enriquecora para ti.
Un abrazo y feliz domingo.
Juan Antonio

Katy dijo...

Fantásticas fotos y para mi desconocidas. Nunca he viajado al Oriente medio. Agradezco tu visita y tu comentario. Un beso y feliz semana

Mateo dijo...

Hola, Patricia.
Ese templo nunca mereció tan digna visita hasta que se la hiciste tú...Será porque yo no sabía del hasta ahora. Es hermoso y debe uno sentirse ahí trasladado a un mundo de paz inigualable.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Que maravilla.
Que preciosidad.

Gracias por compartirlo.

Besos.

Thony Caro dijo...

PATRICIA: QUE MARAVILLOSO ES VIAJAR CONTIGO...TE EXPRESAS COMO UNA GUÍA INTERNACIONAL Y NOS HACES METER EN ESE VIAJE MÁGICO.-
LAS FOTOS "CHAPEAU".-
BESOS.-

Susana Inés Nicolini dijo...

¡Que bello blog! Te sigo desde ahora. Llegue desde un comentario en otro blog amigo.
Te invito a conoce los míos, será un placer verte por allí.
Un abrazo

Victoria dijo...

Hola Patria: Que maravilla poder conocer sitios tan singulares Gracias por traerlo y lo podamos ver. Unas fotos preciosas. besos